ITINERIS COMA ECHA A ANDAR

Itineris COMA echa a andar. Esta asociación busca revitalizar el camino de la Vera Cruz a su paso por Artajona

Cerca de 50 personas participaron el pasado 6 de octubre en la presentación en Artajona de Itineris COMA, una asociación sin ánimo de lucro que tiene por objetivo dar visibilidad al territorio atravesado por el camino templario de la Vera Cruz e impulsar la actividad económica, cultural y turística de la localidad.

Caravaca de la Cruz (Murcia) celebra en 2017 su Año Jubilar. La tradición dice que es en esta localidad, en concreto en la basilica del Real Alcázar de la Vera Cruz, donde se conserva un trozo del Lignum Crucis, la cruz en la que murió Jesús de Nazaret. El camino templario de la Vera Cruz, que discurre entre Roncesvalles y Caravaca de la Cruz, se convirtió hace siglos en uno de los más transitados por los peregrinos de la época. Sin embargo, con el paso del tiempo fue cayendo en el olvido, y ahora la asociación artajonesa Itineris COMA quiere impulsar y promocionar este camino de 900 kilómetros que cruza Navarra, Aragón, Valencia y Castilla-La Mancha hasta llegar a Murcia. En el caso de la Comunidad Foral, comparte recorrido con el Camino de Santiago desde Roncesvalles hasta Puente la Reina-Gares, donde abandona la ruta jacobea para dirigirse a Artajona, primero, y a Marcilla, Villafranca, Castejón y Tudela, después.

Itineris COMA espera que el camino “sea la vía de descubrimiento de la cultura, el patrimonio y la riqueza natural del territorio que atraviesa. También su redescubrimiento por parte de los vecinos y vecinas de la zona, a los que se les ofrece mirar su entorno con otros ojos”. En definitiva, quieren “dinamizar el ámbito cultural, formativo, hostelero, gastronómico o comercial, poniendo en valor el potencial de sus recursos y también reforzando y apoyando el tejido económico existente”, explica Marisa Iturbide, vecina de Artajona y una de las personas que ha impulsado el proyecto.

Para promocionar el trayecto, representantes municipales de las localidades implicadas en el proyecto se reunieron el pasado 7 de enero en Marcilla con miembros de Itineris COMA para valorar las posibilidades que puede brindar esta ruta. “La cooperación entre los municipios será fundamental para relanzarlo. El camino para los municipios partícipes les proporcionará visibilidad, apoyo a las empresas locales y una atracción para los visitants”, indican.

En la actualidad se encuentran recopilando toda la información sobre el camino de la Vera Cruz para crear un relato y poder comunicarlo.

Un nuevo registro
En este sentido, han creado un registro de creatividad, innovación y emprendeduría. “En Artajona existe una gran afición a la música, escultores, proyectos educativos innovadores, artistas con habilidades totalmente remarcables. Lo primero que tenemos que saber es quiénes son y qué hacen para ver de qué manera la asociación puede acompañarlos y ponerlos en valor. El camino de la Vera Cruz es una oportunidad que favorecerá cualquier iniciativa y potenciará el tejido económico de la localidad para ofrecérselo al turista”, relata Iturbide.

Además, los días 15 y 16 de noviembre estarán presentes en 948 Merkatua donde también presentarán Itineris COMA y comenzarán a crear lazos para asentar las bases de este ambicioso proyecto.

Para su financiación, además de la aportación de los asociados, presentarán el proyecto al mecenazgo cultural para que sea declarado de interés social y entrar a forma parte de MECNA. También se encuentran en contacto con empresas privadas que estén interesadas en destinar recursos a la plataforma, además de optar a programas de financiación europeos. “Tanto el Ayuntamiento de Artajona como el Gobierno de Navarra están receptivos ante este proyecto”, indica Iturbide.

Por otro lado, comenzarán con los trabajos de señalización del camino a su paso por Artajona y guiarán al caminante hasta la próxima localidad (Marcilla)

Por delante, asegura Marisa Iturbide, queda mucho trabajo. “Este es un proyecto de largo recorrido con un importante trabajo de fondo para que quede para las generaciones venideras y que tenga un impacto en el futuro de la localidad”, concluye.

LVM. La Voz de la Merindad. Nº363. 15 de octubre 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *