¿Qué es la Transición?

¿Qué es la Transición?

La Transición es un movimiento que ha estado creciendo desde 2005. Se trata de comunidades que dan un paso adelante para abordar los grandes desafíos ecosociales que enfrentan comenzando por lo local. Al reunirse,son capaces de crear soluciones juntos. Buscan cultivar una cultura amable, enfocada en la conexión con uno mismo, con otros y con la naturaleza. Están recuperando la economía, emprendiendo, reimaginando el trabajo, reentrenándose y tejiendo redes de conexión y de apoyo. Están ocurriendo conversaciones valientes; los cambios extraordinarios se están desarrollando poco a poco. Una de las formas claves en que se difunde es contando historias inspiradoras.

¿Por qué?

La gente se involucra con la Transición por muchas razones:

  • Para conocer mejor a sus vecinos
  • Para sentir que están marcando una diferencia en el mundo, tanto ahora como para futuras generaciones
  • Para superar la sensación de desconexión que sienten de sí mismos, de otros y de la naturaleza que los rodea
  • Para crear modos de vida sostenibles y resilientes frente a la crisis sistémica actual
  • Porque los enormes desafíos del mundo se sienten más manejables si los abordamos a escala local
  • Para catalizar todo tipo de nuevos proyectos, emprendimientos y oportunidades de inversión
  • Para aprender nuevas habilidades
  • Para sentir que están creando una historia para su lugar que realza más la vida
  • Para sentirse conectados a otras personas, al mundo natural y con algo histórico y emocionante que está ocurriendo en su entorno
  • Porque sienten que “es lo correcto”
  • Porque se sienten privados de derechos por la política y quieren recuperar la sensación de influir en el mundo que los rodea
Principios

A continuación, algunos principios de la Guía de Transición:

  • Respetamos los límites de recursos y creamos resiliencia: la necesidad urgente de reducir las emisiones de dióxido de carbono y nuestra dependencia de los combustibles fósiles, hacer un uso inteligente de recursos, y crear estrategias para adaptarnos a las crisis ecosociales, está en la base de lo que hacemos.
  • Promovemos la inclusión y la justicia social: las personas más desamparadas e impotentes en nuestras sociedades son probablemente las más afectadas por los crecientes precios de los combustibles y alimentos, la escasez de recursos y los eventos climáticos extremos.
  • Queremos aumentar las posibilidades de que todos los grupos de la sociedad vivan bien, sanos y sustentables.
  • Adoptamos la subsidiaridad: auto-organización y toma de decisiones al nivel apropiado. La intención del modelo de Transición no es centralizar ni controlar la toma de decisiones, sino trabajar con todos para que se practique al nivel más apropiado, práctico y empoderante.
  • Ponemos atención al equilibrio: al responder a los desafíos globales urgentes, los individuos y grupos pueden terminar sintiéndose estresados, cerrados o manejados, en lugar de abiertos, conectados y creativos.
  • Creamos el espacio para la reflexión, la celebración y el descanso, equilibrando los momentos de trabajo activo. Exploramos distintas formas de
    trabajo que nos permiten desarrollar relaciones colaborativas de confianza.
  • Somos parte de una red de aprendizaje: la Transición es un experimento social global, en la vida real y en tiempo real. Al ser parte de una red podemos crear cambios más rápidos y efectivos, recurriendo a las experiencias y percepciones de todas.
  • Queremos reconocer y aprender tanto del fracaso como del éxito – si vamos a ser audaces, no siempre lo haremos bien a la primera. Seremos abiertas sobre nuestros procesos y buscaremos activamente la retroalimentación para responder positivamente a ella.
  • Compartimos ideas y poder libremente: la Transición es un movimiento comunitario en que las ideas pueden ser aceptadas rápida, amplia y efectivamente porque cada comunidad se apropia del proceso para sí misma.
  • La Transición se ve muy distinta en cada lugar y queremos promover esa diversidad en lugar de limitarla inútilmente.
  • Colaboramos y buscamos sinergias: el enfoque de la Transición es trabajar juntos como comunidad, desplegando nuestro genio colectivo para tener mayor impacto de lo que podemos tener como individuos.
  • Buscaremos oportunidades para construir alianzas creativas y poderosas dentro y fuera del movimiento de Transición, para desarrollar una cultura colaborativa, creando enlaces entre proyectos, participando en procesos de toma de decisiones abiertos, y diseñando eventos y actividades que
    ayuden a las personas a generar vínculos.
  • Fomentamos la creatividad y la visión positiva: nuestro enfoque principal no está en declararnos en contra de las cosas, sino en desarrollar y promover posibilidades positivas.
  • Creemos en el uso de las formas creativas para comprometer e involucrar a las personas, animándolos a imaginar el futuro que quieren habitar. La
    creación de nuevas historias es parte fundamental de este trabajo de visualización, como también lo son la diversión y la celebración del éxito.
Cabeza, Corazón y Manos

Hacer la Transición con éxito se trata de encontrar un equilibrio entre los siguientes elementos:

La Cabeza: actuamos sobre la base de la mejor información y evidencia disponible de la situación actual y aplicamos nuestra inteligencia colectiva para encontrar mejores formas de vivir.

El Corazón: trabajamos con compasión, valorando y prestando atención a los aspectos emocionales, psicológicos, relacionales y sociales del trabajo que hacemos.

Las Manos: convertimos nuestra visión e ideas en una realidad tangible, iniciando proyectos prácticos y comenzando a construir una economía nueva y sana en el lugar en que vivimos.

La Guía Esencial para Hacer la Transición

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.